The Changeling Survival RatBike (story)

Sin duda “The Changeling” es un emblemático Survival RatBike, que representa una gran historia llena de buenas experiencias en su trayectoria durante algunos años. Hoy en día Nik es su nuevo propietario, pero su historia se remonta años atrás entre 1988 – 1989 donde comenzó su vida como un estándar GS1000. Barry Germain (Bazza) su propietario original y creador, a quien encontré hace unos meses a través de YouTube luego de que su video “The Changeling Survival RatBike” atrapara toda mi atención… Hecho que despertó mi curiosidad y me hizo averiguar más sobre esta motocicleta por lo que establecí contacto con Bazza, quien gentilmente me permitió realizar este post y me envió unas grandiosas fotos con un artículo escrito por el mismo para la revista 100% Biker en el cual nos cuenta parte de la historia de su creación: “The Changeling”


“En la actualidad algunas cosas de la motocicleta han cambiado con los años (como los tubos de escape), pero sigue siendo más o menos como Bazza la creó por 1989.”

De adolescente, tenía mucho entusiasmo invirtiendo tiempo y dinero en mis primeras dos motocicletas una GS550 y GT750, ambas Cafe Racers con trabajo de optimización en motor y renovadas. Si estaba despierto y no en el trabajo, entonces estaría en mi motocicleta con mis compañeros, aterrorizando el suroeste de Londres y los suburbios cercanos con nuestras travesuras. Limpieza simplemente nunca parecía estar en la ecuación y las dos motos se hicieron más y más andrajosas con cada semana que pasaba. Llegué a entender que había tirado un buen dinero en pintura y cromo. Nunca más…

Entonces tuve una serie de motos en negro mate, aprendí a obtener la mayor cantidad de una motocicleta como fuera posible con una inversión mínima, negro mate y sucio no necesariamente significa mal mantenido o peligroso. Yo estaba sin dinero y en una campaña desaliñada con mi CX500, un día estando por Hornets Despatch en Goodge Place un amigo me dijo algunas noticias interesantes… – Había un motocicleta GS1000 – Al verme sin dinero y sabiendo que me debía un favor o dos, él me prestó el dinero, resultó entonces que no tenia papeles ni número de matrícula, la manivela se consideraba doblada y no tenía el tanque, relojes, interruptores, batería, guardabarros delantero, sistema de encendido, entre otras cosas. Es en momentos como ese que uno aprecia plenamente ser parte de un grupo de amigos que comparten un garaje repleto de viejas piezas de GS acumuladas a lo largo de algunos años. Todos los componentes eran de 550s y 750s, pero como era habitual para Suzuki. La mayoría de ellos son intercambiables.

Después de un par de semanas de modificaciones y golpes en el jardín trasero, ya parecía una motocicleta y sin gastar ni un centavo. Tenía que esperar unas semanas para una cita de inscripción y registrar la matricula, pero a pesar de eso no podía resistirme ir a Brighton y sacar dinero en una carrera, en la Reunión de Rockers, con la placa de mi CX500 atornillada. Esto terminó siendo un día memorable por varias razones, pero lo más relevante fue la impresión que sentí al ver una GS550 en el estacionamiento por la parte superior de la Vía Purley mientras esperaba para comenzar la carrera. Los rieles de los asientos fueron cortados, conservando la suspensión trasera estándar, el tanque un Sportster. Era más o menos estándar en todo lo demás, pero estos dos cambios relativamente simples tenían un efecto tan dramático – la forma de esta moto se grabo a sí misma en mi mente y las notas se tomaron.

Con la matricula expedida unas semanas más tarde, el GS1000 ya lucia bastante bien, una motocicleta sólida (y mucho más divertida que mi CX), pero en una semana escupió una bujía en mi pierna izquierda. Luego, días después el tanque se fracturo por un contacto forzado con el cuadro dejando fugas por todas partes. Cojeando volví a casa y tratando de encontrar un tanque adecuado entre amigos, apareció un pequeño tanque de auténtica Harley Sportster de forma gratuita cortesía de mi amigo Kieran. Tan pronto como lo vi, las visiones de aquella GS550 vinieron de golpe. El tanque se veía bien sentado en el tubo superior del cuadro, pero no con el asiento estándar o incluso con los rieles estándar del asiento; Algo había que hacer, soldadura fue una habilidad que había recogido a lo largo del camino, a través de mis muchos puestos de trabajo, pero sólo para reparar o hacer pequeños trabajos, así que me fui al taller local para obtener algunos consejos, nunca antes había hecho en una moto tanto trabajo y en tan poco tiempo.

Se desmontaron todas las piezas al mínimo, se fijo el cuadro en su lugar, antes de dar forma y remate de los rieles nuevos ubicándolos en la parte más baja posible, se verifico la alineación una vez que estuvieron en su sitio, los rieles estándar fueron cortados, para dar la forma deseada y contraste con el tanque elevado. No era el más extremo de los logros técnicos, sino que como un autodidacta en primer lugar, me hizo zumbar. Una vez que el asiento estaba inclinado y fijo, el cuadro y el guardabarros fueron recortados severamente a corto y todos los aspectos comenzaron dentro de lo posible, en todos los extremos a ser – más pequeño, más corto, más bajo, más negro… Todo a la enésima potencia. La batería y componentes eléctricos se ubicaron en el lugar del airbox, el juego de cables fue reducido y se recorto el exceso de todos, una luz trasera, el posapiés trasero se cortó y volvió a montar en las clavijas de los paneles de acero triangular que yo había hecho. Los relojes de gran tamaño se desmontaron y el velocímetro solo era para montarlo en la tija superior.

Mag BSH Una modificación en el guardabarros delantero me permitió no tener guardabarros mientras que todavía legalmente lo tenía. Si una moto de la suciedad puede tener un guardabarros alto, entonces ¿por qué no cortarlo? este se convirtió en el aspecto más discutido de la moto y el más copiado. Casi no podía creer que había terminado con sólo un par de días hasta mostrar el resultado de este fin de semana, se veía bien, todas las líneas de fluido. Todo se veía en la posición correcta, la proporción y relación entre sí – que sin duda tenía un algo especial, fuera lo que fuese, me pareció que no era algo que se pasa por alto o ignorado. Y allí estaba yo estacionado al lado de mi tienda de campaña en Kent y luego en la edición siguiente del Magazine Back Street Heroes. Yo estaba más que contento de que habían apreciado mis esfuerzos de entre todos los miles de motocicletas que allí estaban.

En la práctica y rodando, algunas cosas se hicieron evidentes muy rápido y también los próximos cambios para mejorar – el tanque de gasolina resulto demasiado pequeño, las luces gemelas eran demasiado débiles y lo más grave, iba a perder a mi novia Tania de la parte posterior del pequeño espacio del asiento. Algunas modificaciones son necesarias, pero como de costumbre, el dinero era escaso. También llegó el momento de sustituir el neumático trasero, por un Metzeler 130/17 Sahara que encontré en una tienda de motocicletas, sin duda esto añadió algo de rareza a la moto, siempre me han gustado las ruedas grandes utilizadas en algunas Harleys, así que pensé sobre el uso de una rueda trasera en la parte delantera, pero la idea de un solo disco en la delantera me detuvo. Sin dinero, esa idea fue a parar en el fondo de mi mente hasta que encontré una vieja rueda de radios de una GS750. El eje de la rueda y montaje del disco fueron idénticos con una GS1000 y así me las arreglé para conseguir un rin de 17″.

Otro buen hallazgo fue una vieja tubería de gas que se encontraba en el jardín trasero – que termine cortando y soldando en una “V” y adjunta a la final del sub-bastidor. No tenía doblador de tubo y tampoco manera de calentar lo suficiente como para doblar, así que lo corte casi recto cerca de 7 veces hasta nivelar ambas partes y que permitiera doblar y girar con mi mayor llave inglesa. Después de una hora de ajustar y doblar ya era feliz con el resultado y mi novia Tania era mucho más feliz ya que ahora tenía algo que la mantendría en la motocicleta.

Mi amigo Kieran vino al rescate de nuevo con un viejo tanque King Sportster, pálido y un poco oxidado, pero perfecto para mí, con casi el doble de capacidad. Lo molesto fue, que una vez que estaba instalado, no se veía bien – los faros gemelos y el protector delantero se veían demasiado pequeños y desproporcionados – esto me motivó de nuevo. Sabía exactamente lo que quería – y utilice un par de luces Citroën 2CV con los soportes de montaje de un carro. No son las mejores luces, pero mucho mejores que las luces viejas y son del tamaño correcto, yo estaba hecho, pude ver en la noche, no tendría que parar en cada estación de combustible, todavía tendría a mi novia al final de cada viaje, y podría ir fuera de la carretera y jugar con esos estúpidos en los campos. Yo estaba más que feliz con mi creación, todo el trabajo realizado por mí mismo con casi nada de dinero.

Mi buen amigo Adam que había estado trabajando duro en su Jawa350, se iba a casa en Polonia en su R80 BMW y como Tania estaba trabajando en un taller de orfebrería en Varsovia, me decidí a ir con él. Había mucho trabajo por hacer, pero me salió muy bien, había dinero extra en esta ocasión y mi propio taller para usar como y cuando quisiera. Todo se centró en el viaje de regreso, por lo que un tanque de gasolina grande se requería. No cabía duda, tenía que ser una marca Quick-Bob, una sola pieza en forma de copia de Harley.

Me tomó un tiempo para conseguirlo, mientras tanto otro aspecto muy importante fue tomando forma: Después de muchos intentos fallidos de hacer las cubiertas de rueda en los últimos años, había decidido que el único camino a seguir estaba con un cierto tipo de tapa de cubo de basura. Después de cortar los bordes interior y exterior lo mejor que pude las mantenía unidas con cuatro tornillos y tuercas de seguridad, aseguradas además con sellador de baño color negro. Después de eliminar el brillo con papel de lija dándoles el aspecto mate deseado, yo estaba sorprendido de su efecto.

Sentado afuera en el sol me di cuenta de que algo especial habíamos alcanzado. Un flujo constante de motoristas se detenían a mirarla mientras estaba fuera en la acera, frente a los estudios de la BBC Woodland. Llamó la atención de un periodista de London Bikers y esto terminó como un pequeño artículo. Fue en este momento cuando el nombre final, entró en vigor, después de las palabras de la primera pista del álbum The Doors LA Woman, como lo fue siempre en constante “Movimiento, cambio y evolución”.

Ese año, estaba completamente equipado para el próximo enfoque, querer figurar en BSH, decidí que el siguiente paso sólo podía ser un turbo. Encontré un “S&S Super B” con un espaciador cilíndrico de los hermanos Turner en Lazer, fue instalada en el cálido confort de mi sala de estar un fin de año. Yo nunca había montado nada como esto antes y nunca más – es totalmente loco y prácticamente incontrolable, si no te quema la pierna izquierda, entonces era mi pierna derecha absorbida por la campana enorme del carburador, sin embargo fue muy divertido verlos a todos tratando de alejarse del desagradable ruido, sólo para ser superado, por una rueda. días felices….

By: Barry Germain (Bazza)


This entry was posted in General and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*